El FC Barcelona no consiguió pasar del empate a 2 ante el Girona, en un partido que se le complicó más de lo previsto tras la polémica expulsión de Lenglet unq vez consultado el VAR.

Un Barça con rotaciones no acabó de funcionar pese a que Messi adelantó a los locales.

Stuani con un doblete dió la vuelta al marcador pero al final un buen cabezazo de Piqué salvó el empate a 2.